¿Eres realmente feliz en tu zona de confort?

  • Save

Avanzar, tener éxito y salir adelante son para muchos de nosotros metas que sabemos que en algún momento de nuestras vidas podemos y debemos alcanzar. Esa búsqueda de objetivos valiosos es parte de lo que hace que nuestra vida sea agradable. Ser capaz de ponerse una meta y luego observar el progreso hasta alcanzarla es una sensación increíble y única. Ahora ¿qué pasaría si te dijese que hay un obstáculo tan grande que podría detenerte en tu búsqueda de esas metas? pues amigo mío, lo hay y de seguro lo conoces, es la zona de confort.

¿Sabías que quedarte estancado en la zona de confort puede descarrilar todos tus sacrificios y esfuerzos que haces para poder alcanzar tus metas? Si quieres cumplir tus objetivos, deberás salir de una vez por todas de tu zona de confort. Te preguntarás ¿qué pasará cuando abandonemos esta zona?

¿Qué es la zona de confort?

Primero que nada definamos y analicemos qué es la zona de confort. Definimos a la zona de confort como “un estado conductual en el cual al estar dentro, una persona puede operar en condición neutral de ansiedad, utilizando un conjunto de comportamientos limitados para poder ofrecer un nivel estable de rendimiento, es decir, según Cambridge Dictionary, la zona de confort es una situación en la que te sientes cómodo y en la que tu capacidad y determinación no se ponen a prueba.

El objetivo de nuestra vida es desafiarnos constantemente, retarnos a nosotros mismos y demostrarnos de que somos capaces y hasta donde podemos llegar. Para poder hacer esto es imprescindible salir de nuestra zona de confort, no te digo que será fácil, algunas personas viven tan cómodamente, que este cambio les podría resultar un gran desafío, sin embargo, mientras más rápido abandonen la zona, su capacidad será mucho más resistente a esta nueva forma de vida. Al salirnos de nuestra zona de confort, nos daremos cuenta que nuestra vida comenzará a cambiar de manera que igual nunca imaginamos.

Puedo decirte esto porque lo he vivido en carne propia, hace algunos años decidí salir de mi zona de confort y no te voy a mentir, fue un poco complicado al principio, pero escucha, es completamente normal, el ser humano por naturaleza siempre busca la comodidad, es un hecho, buscamos los que nos de una seguridad y una estabilidad que nos permita “vivir bien” un trabajo estable, una relación estable, es decir una vida tranquila en todos los sentidos.

A través de mi experiencia y mi camino durante mi exclusión de la zona de confort, puedo darte algunos consejos y trataré de enseñarte lo que he aprendido en este recorrido.

Sentirás miedo

Cuando decides salir de la comodidad de tu zona de confort, será completamente normal que al principio te aterre el simple hecho de pensarlo, el miedo es algo que en muchas ocasiones nos condiciona a hacer cosas. Al empezar esta aventura de salir de nuestra comodidad podremos darnos cuenta que un mundo nuevo se nos abrirá ante nuestros ojos, un mundo de posibilidades infinitas y experiencias por probar, y es por eso que sentiremos miedo, probar cosas nuevas asustan a muchas personas.

Así que tranquilo, esta es tu aventura, disfrútala y cuando sientas miedo no te rindas, sigue adelante, esto solo será una prueba que la vida te pondrá en tu camino al éxito.

El fracaso estará latente

Como ya te he dicho, te adentrarás a un nuevo mundo y por lo tanto será territorio desconocido para ti, es momento de empezar a probar cosas nuevas y arriesgar, por eso es que no todo te saldrá a la primera, deberás coger experiencia y eso será a base del prueba y error, el fracaso será inevitable en el proceso, recuerda, estás aprendiendo.

Los fracasos no siempre son malos, de hecho en muchas ocasiones nos enseñan grandes lecciones, estará en ti absorber las enseñanzas de tus fracasos y canalizarlos en cosas positivas que te ayudarán en el futuro. Esto nos lleva al siguiente punto.

Vas a aprender muchísimo

Si te digo que los fracasos nos enseñan cosas es porque desde mi experiencia, me han ayudado mucho. Personalmente he aprendido más de mis fallas que de mis aciertos, quizá esto se debe a que en su momento supe canalizar el enfado que sentía cada vez que fracasaba en algo, ese enojo conmigo mismo me servía para esforzarme y motivarme, primero a no cometer el mismo error y segundo a hacerlo mucho mejor que la primera vez.

Cuando te enfocas en hacer algo sabiendo lo que no debes hacer es mucho más fácil, pero ojo, esto no quiere decir que nos acostumbremos a fracasar ni mucho menos, solo te digo que aprendas lo más que puedas de tus fallas, ellas te mostrarán tus debilidades y lo que debes trabajar para fortalecerte como persona.

Encontrarás una mejor versión de ti

Cuando logres salir de tu zona de confort, te empezarás a dar cuenta que serás una persona completamente diferente, tu capacidad habrá aumentado tanto que pensarás que eres una persona totalmente diferente a la que eras antes, cuando tu zona de confort te dominaba y te aislaba de probar cosas nuevas.

No solo te sentirás diferente, sino que querrás aprender y desarrollarte más, tus retos empezaran a elevar en intensidad y dificultad, pero para ese punto lo verás como un desafío bonito y lo único que pasará por tu mente será lograr cumplir tus objetivos. querrás probarte una y otra vez a ti mismo para demostrarte de lo que eres capaz y hasta donde puedes llegar.

Las personas te verán de manera diferente

Hablemos claro, las personas siempre tendemos a juzgar a otras, no es una mentira que cuando vemos a una persona con éxito, que se ve y se siente bien, nos preguntamos ¿cómo lo ha hecho? si nos vemos bien y nos sentimos a gusto con lo que estamos haciendo.

Es posible que en todos los años que estuviste atrapado en tu zona de confort, las personas puedan desarrollar una percepción de tu persona negativa, esto porque están acostumbrados a verte operar en tu zona de confort y algunos pueden pensar que no eres capaz de hacer “algo más”.

Esto cambia de manera radical cuando estás fuera de tu zona de comodidad y decides empezar a triunfar, las personas se darán cuenta de lo que eres capaz de hacer y demostrarás una nueva imagen de ti a diferencia de lo que fuiste en el pasado. El éxito se irradia, te verán muy bien y por lo tanto la percepción de tu persona será positiva ante los ojos de las otras personas.

Tus habilidades crecerán

Cuando vives en la zona de confort, tus acciones suelen volverse automáticas, con esto quiero decir que nos empezamos a inundar en mundo monótono, nuestros comportamientos empiezan a operar en base a lo rutinario, y eso día con día nos va oxidando por decirlo así, ya que no nos permite avanzar a salirnos de esa rutina y probar cosas nuevas.

Al salir de allí vamos a notar como nuestras habilidades mejoran continuamente, empezamos a adquirir conocimientos que nunca pensamos adquirir en nuestra vida y veremos como nuestra capacidad humana se eleva a niveles impensables.

Aquí te dejo un vídeo que en lo particular me gusta mucho, el año pasado Patricia Ramírez, Licenciada en Psicología, Máster en Psicología Clínica y de la salud y Doctorado en el departamento de personalidad, evaluación y tratamiento psicológico de la Universidad de Granada estuvo de invitada en el IX Congreso de Mentes brillantes y explico desde el punto de vista científico como salir de la zona de confort y lo difícil que puede llegar a ser.

En resumen

Estas son algunas de las cosas que nos vamos a encontrar en el camino, nuestro camino de salida de la zona de confort, algo que tenemos que hacer tarde o temprano, recuerda que es tu experiencia, tu aventura comienza cuando decides abandonar tu zona de comodidad, adelante, empieza de una vez, comienza poco a poco y demuestrate a ti mismo de lo que eres capaz de hacer y hasta donde puedes llegar, nos vemos en la cima.

  • Save
Ir arriba
Copy link