Progreso del Lección
0% Completado

He aquí la pregunta del millón ¿la procrastinación es un hábito? Claro que por supuesto que lo es. Un hábito es un comportamiento adquirido o una opción de priorización, en la procrastinación somos conscientes de la decisión que hemos tomado pensando que puede ser mejor posponer las cosas menos útiles y las tareas menos demandantes para darle prioridad a las más importantes, es una cuestión de productividad.

Es muy diferente cuando dejamos de hacer las tareas para dedicarnos a otras cosas menos saludables, ahí la procrastinación ya empieza a convertirse en un problema. Pero si la elección la hacemos de manera consciente, entonces es una decisión natural, es un comportamiento al que te adaptas poco a poco, es decir, un hábito.

Básicamente, los hábitos podrían denominarse comportamientos aprendidos en nuestros pensamientos que simplemente se van repitiendo. En este curso hablaremos a fondo de los hábitos, y cómo estos nos pueden ayudar a vencer a la procrastinación.

Existen muchas razones por las que podemos procrastinar, entonces, en esta lección te ayudaremos a identificar la fuente y te enseñaremos la forma de poder depurar el problema de raíz.

La forma de combatir un hábito malo es sustituirlo por uno bueno, hay que cambiar de inmediato porque durante el proceso en el que la procrastinación se convirtió en un hábito, tu mente automáticamente adoptó ese comportamiento y por supuesto que eso será perjudicial.

Para cambiar un hábito malo debemos tener un factor muy en cuenta y de vital importancia para empezar el cambio, la disciplina.