Progreso del Lección
0% Completado

Las palabras son más poderosas de lo que pensamos, son la llave hacia muchas puertas, o el cerrojo hacia otras más. En nuestra palabra se encuentra nuestro compromiso, y eso el algo que debemos mantener y nunca romper. De nada sirve decir las cosas si al final no las hacemos. Cuando rompemos nuestra palabra, rompemos el compromiso con nosotros mismos y con los demás.

Empezamos a generarnos una imagen negativa hacia nuestra persona y nos empiezan a asociar con la mentira y el engaño, eso en sí ya podría ser lo peor, pero no, cuando rompemos nuestra palabra también empezamos a engañar a nuestro cerebro y este se empieza a acostumbrar a mentir.

Nuestra palabra tiene un valor intrínseco y es importante que cumplamos lo que prometemos, no por los demás sino por nosotros mismos. Si te contará la cantidad de veces que he roto mi palabra, incluso con este curso, habré prometido más de 20 veces que iba a terminarlo a tiempo, pero solo me engañaba a mi mismo aún sabiendo que podría tenerlo lito en cuanto quisiera.

No te imaginas cuan poderosas son las palabras hasta que ya nadie cree en la tuya.