Progreso del Lección
0% Completado

No somos máquinas de inspiración, te pongo mi ejemplo, mi trabajo ocupa que esté inspirado cada vez que escribo un artículo para el blog o algún curso para que personas como tu puedan beneficiarse. Tu pensarás que yo lo hago automáticamente, pero nada más de lo alejado, realmente me cuesta mucha coger inspiración, pero he aprendido a que no llega sola y hay que buscarla en todo momento.

Las personas que se quedan esperando a que el Espíritu santo los iluminé pueden esperar una eternidad a que eso suceda. Yo era sí, pensaba que la inspiración me llegaría por ponerme en frente de mi ordenador, solamente lograba quedarme sentado enfrente de una pantalla en blanco por media hora sin nada escrito en el documento.

Cuando eso me pasaba me sentía no mal, lo siguiente, te baja la moral porque piensas que no encontrarás las ideas adecuadas, eso se puede combatir con el simple hecho de leer a otras personas que han encontrado solución a los problemas que padecemos, si ellos pueden ¿por qué nosotros no?

A mi me ayuda mucho leer otros artículos, ver otros cursos, leer biografías de gente exitosa, eso me motiva a querer llegar a ser como ellos y ser exitoso en la vida. Me llena de energía pensar que tengo la capacidad para lograr lo mismo, ojo que con esto no quiero decir que copiemos, eso es plagio y puedes meterte en un problema, pero no está mal coger inspiración de otros, al fin y al cabo, las cosas siempre se pueden mejorar.

Cuando estoy creando un artículo o curso hay ocasiones en que simplemente la inspiración me llega en algún momento determinado, comiendo, en la ducha e incluso hasta durmiendo, en muchas ocasiones dejaba pasar ese punto de inflexión, lo único que conseguía era perder la idea que en su momento era brillante.

Ya no permito que eso pase, ahora, aunque esté durmiendo me levanto a apuntar la idea, en ese momento está fresca en tu cabeza y puedes desarrollarla mucho mejor. Aplica el método que quieras o crea el tuyo propio, pero no dejes de buscar tu inspiración, recuerda que esta no llegará sola.