Progreso del Lección
0% Completado

Decir que no es algo muy saludable, es una palabra que nos han enseñado que significa algo malo, pero no lo es. En ocasiones un no puede ser la diferencia entre procrastinar y no. Cuando decimos que sí a todo nos abrimos una puerta que es muy difícil de cerrar, el mostramos a las personas que estamos a su total disposición a la hora que ellos quieran y cuando quieran y eso puede sonar algo bueno, pero no lo es.

La gente nos empezará a ver como alguien manipulable y no repararán en interrumpirnos cada vez que necesiten de nosotros, no pasa nada por decir que no, tampoco te tacharan de maleducado, al contrario, le demostrarás a las personas que tu tiempo vale oro y que si los vas a ayudar es cuando tu puedas y quieras.

No debemos sobreponer los intereses de los demás ante los nuestros, y eso no es nada malo, está bien, no es egoísmo, es tener sentido común y sobre todo amor propio. Así que empieza a practicar el decir que no, eso ayuda a evitar potenciales distractores y posibles tentaciones de procrastinar.