Resumen del libro Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz

Tiempo de lectura: 8 minutos

Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz nos explica la importancia de la mente en nuestro desarrollo como seres humanos. Estamos condicionados desde pequeños a vivir en un mundo a base de suposiciones, las cuales nos han inculcado desde que somos niños, ya sea por nuestros padres, hermanos, amigos y la sociedad en general.

Estos pensamientos nos han condicionado en muchas ocasiones y nos han hecho creer cosas que quizás no son ciertas, pero es tanto el poder que tienen sobre nosotros que las llegamos a creer. Es por eso que el autor afirma que hemos sido adiestrados al igual que lo hacemos nosotros con los animales, nuestra mente ha sido domada por esos pensamientos condicionantes.

La sabiduría de los Toltecas que nos enseña a vivir en paz y mejorar nuestras vidas

Miguel Ruiz

Existen cuatro acuerdos fundamentales de origen Tolteca (cultura precolombina que existió en México) para poder liberarnos de este adiestramiento inconsciente, si los seguimos y ponemos en práctica, tendremos mucha ventaja de poder deshacernos de estos pensamientos negativos y controlar mejor nuestra vida.

Si quieres descubrir cómo hacerlo sigue leyendo este resumen de los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz.

Ideas fundamentales de los 4 acuerdos

  • Todos estamos condicionados desde pequeños a las opiniones que dicen de nosotros
  • Somos vulnerables a los prejuicios de las demás personas
  • Las palabras son lo más poderoso que tenemos los seres humanos
  • Una palabra puede crear o destruir, dependerá el uso que le des
  • Vivimos en el sueño del infierno todos los días de nuestra vida
  • No debemos pensar que el mundo gira a nuestro alrededor
  • Juzgamos muy rápido sin darnos la oportunidad de conocer la verdad
  • Herimos a otros para sentirnos mejor
  • La confianza en uno mismo es lo más importante
  • No somos responsables de los actos de las demás personas
  • Cuando una persona te ofende se ofende a si mismo
  • Debemos sacar la mejor versión de nosotros
  • Dar el 100% en todo lo que hagamos nos llevará a dar el máximo rendimiento
  • El aprendizaje nunca termina
  • Todos los seres humanos podemos controlar nuestra vida
  • Los Toltecas sabían el secreto de la felicidad

[cp_popup display=”inline” style_id=”1708″ step_id = “1”][/cp_popup]

 

Resumen del libro Los cuatro acuerdos

En este resumen de los cuatro acuerdos trataremos de explicar brevemente la filosofía que los Toltecas inculcaban en su cultura desde el punto de vista de Miguel Ruiz, un escritor mexicano reconocido por sus obras de desarrollo personal y temas esotéricos. Conoceremos los cuatro acuerdos fundamentales que los Toltecas nos heredaron para poder darle un rumbo mejor a nuestra vida y encontrar la felicidad.

Primer acuerdo: Sé impecable con tus palabras

Nuestra mente es tan poderosa que es fácilmente manipulable, a través de nuestras palabras tenemos un poder del cual muchos no somos conscientes, nuestras palabras tienen la capacidad de mejorar o empeorar las cosas y según Miguel Ruiz funcionan como hechizos poderosos que podemos conjurar, dependerá de nosotros si lo hacemos para bien o si lo hacemos para mal.

Las palabras son tan poderosas que pueden convencer a una persona de afirmaciones que podrían dañar a sus emociones, o en caso contrario podrían ayudarlas en demasía. En el libro, Ruiz le llama “magia negra” a todo aquello que empleamos para herir a las personas, en este caso las palabras.

Realmente lo que hacemos es decirles las cosas que pensamos de nosotros, ese es nuestro propio infierno y nuestro propio veneno, lo que tratamos es desahogar el pensamiento que tenemos hacia nosotros en otras personas. Lo único que logramos con esto es mostrar la desconfianza que tenemos por dentro.

Muchos personajes de la historia han usado las palabras para manipular a imperios, ciudades y reinos completos. Hitler uso el discurso para convencer a la república alemana de empezar una guerra que traería el peor genocidio de toda la historia de la humanidad y lo hizo usando sus palabras simplemente.

Hacemos un mal uso de nuestras palabras y nos condenamos al infierno en la tierra, según Ruiz. Nuestra mente es como un campo fértil y las semillas son las opiniones, los conceptos y las ideas, el problema es que muchas veces solo sembramos las del miedo.

Durante nuestra “domesticación” nos creemos todo lo que nos dicen y las opiniones nos afectaban.  La manera de romper un hechizo es crear un nuevo acuerdo que se base en la verdad.

“Solo la verdad nos hará libres”

Los chismes son magia negra de la peor clase ya que son puro veneno, a través de ellos las personas transfieren su dolor personal. Es la manera de sentirnos mejor haciendo sentir peor a otros. Se ha convertido en la primera forma de comunicación en la sociedad humana.

“A la miseria le gusta estar acompañada”.

Usar nuestras palabras “impecablemente” es hacerlo fuera de pecado (fuera de lo religioso) simplemente usando el sentido común. Cuando sepamos manejar ese poder con responsabilidad podremos vivir en lo que Ruiz denomina “el cielo en la tierra”.

Segundo acuerdo: No tomes nada personal

El segundo de los cuatro acuerdos nos dice que cuando una persona nos agrede verbalmente es simplemente una muestra de lo que esa persona es por dentro, sus propias inseguridades, tratarán de transmitírnoslo a nosotros, es como un veneno interno el cual quieren expandir por todos lados, ya que esto hace que se sientan mejor y lo toman como un consuelo para que no se sientan solos en ese infierno que viven.

No debemos caer en ello, ante esas situaciones debemos tener siempre en cuenta que no nos lo dicen a nosotros, sino a ellos mismos. No caigamos en el juego de ceder ante ese poder que tratan de ejercer hacia nosotros. Si no te lo tomas personal serás inmune aunque te encuentres en el infierno.

Durante nuestro proceso de “domesticación” aprendemos a tomarnos las cosas personal, siempre somos nosotros y no pensamos en nada más. Esto provoca que creemos conflictos, queremos tener siempre la razón y demostrar que los demás se equivocan, es un reflejo de los propios acuerdos que has establecido y no tienen nada que ver contigo. Cuando te tomas las cosas personal te haces daño a ti mismo. Cuando ofendemos a alguien es porque vivimos con miedo.

“Cuando nos deshacemos del miedo nos sentimos bien”.

No es necesario que las otras personas nos digan cosas para que las creamos, ni siquiera las que decimos de nosotros mismos, así que tampoco debemos tomárnoslo personal. El libro de los cuatro acuerdos nos enseña que la mente tiene la capacidad de escucharse a si misma. Cuando muchas partes de tu mente hablan al mismo tiempo se origina un gran problema al que los Toltecas llamaban “Mitote”.

El “Mitote” es la razón por la que los seres humanos apenas saben lo que quieren, hay unas partes que quieren una cosa y otras que quieren lo contrario. Los seres humanos somos adictos al sufrimiento en distintos grados, tienes que confiar en ti y decidir si creer lo que te dicen o no. Si las personas te mienten no importa, tienen miedo de descubrir que no son perfectos.

“Quitarse la máscara social es doloroso”.

Cuando no te tomes las cosas personal te vas a evitar muchos disgustos en la vida, tu rabia, tus celos y tu envidia desaparecerán e incluso tu tristeza. Si conviertes este acuerdo en un hábito vas a ver que nada podrá regresarte al infierno que menciona Ruiz, serás inmune a los magos negros (como los denomina el autor) y ningún hechizo te afectará. Este acuerdo puede romper más acuerdos que nos mantienen atrapados.

“No somos responsables de los actos de los demás solo de los de nosotros mismos”.

Tercer acuerdo: No hagas suposiciones

El penúltimo de los cuatro acuerdos habla de cómo las suposiciones son otra de las formas en las que nos dañamos, tanto es el daño, que puede llegar a afectarnos en nuestra autoestima y deteriorar nuestro valor como personas. ¿Has escuchado la frase “no juzgues a un libro por su portada”? muchas veces juzgamos y etiquetamos a las personas sin siquiera conocerlas, esto lo hacemos porque nuestra mente supone cosas que nos impiden confirmar esas percepciones.

El problema es que cuando suponemos las cosas nos las empezamos a creer, esto lo hacemos sin verificar que aquello sea verdad, nuestra mente nos sesga y no nos deja experimentar lo que a la postre podría llevarnos a la verdad fundamentada. A veces dejamos de pensar que es una solo una suposición y la damos por hecho como algo verdadero sin siquiera permitirnos la oportunidad de comprobar si es cierto o no.

Este proceso de la suposición la hacemos inconscientemente y forma parte de nuestros sesgos cognitivos en nuestros cerebros. Los sesgos son como unos atajos que nuestro cerebro usa en base a nuestras experiencias pasadas, esas vivencias las conectamos con las situaciones actuales (las suposiciones) y nos indica que debemos tomar esa vía rápida para sacar nuestra conclusión.

Debemos incorporar en nuestra vida este hábito y la mejor forma de hacerlo es preguntar más, siempre hay una respuesta para una pregunta, debes reflexionar y ser paciente. Evita sacar suposiciones precipitadas y date la oportunidad de conocer, experimentar y comprobar las cosas.

Cuarto acuerdo: Haz las cosas al máximo

El último de los cuatro acuerdos toltecas es el que hará que todos los demás se puedan cumplir, si dominas este acuerdo estarás más cerca de la felicidad. Nuestra vida tendrá sentido cuando empecemos a sacar lo mejor de nosotros mismos, sacar el máximo de nosotros nos ayudará a que podamos cambiar nuestras acciones y transformar nuestra vida en todos los sentidos.

Desde pequeños nos enseñan a buscar la perfección, en el plano físico eso es algo que no existe. La excelencia es comprometerte contigo mismo para dar lo mejor de ti, tus pensamientos empezarán a tener una calidad impecable y eso hará que puedas expandir tu mente más allá de lo impensable. Debemos salir de nuestra zona de confort y rendir a nuestro máximo potencial, eso nos permitirá llenarnos de energía y alcanzar un rendimiento superior en todos los aspectos de nuestra vida.

Debes meterte en la cabeza que tienes que dar el 100% siempre  y en todo lo que hagas. Nuestro objetivo debe estar centrado en buscar nuestra mejor versión de nosotros mismos y ser una mejor persona cada momento de nuestras vidas. Para lograr este acuerdo lo ideal es que aprendamos de nuestros errores, las vivencias de otras personas y revalorizar nuestro aprendizaje que nos ha dado la vida.

“Si haces de los cuatro acuerdos un hábito constante, tu vida mejorará en todos los sentidos”

Conclusión

En los cuatro acuerdos Miguel Ruiz nos habla de la enseñanza que los Toltecas empleaban en su vida y nos enseña que cuando aprendemos a incorporar estos 4 acuerdos en nuestra vida, podremos manejar nuestras emociones y evitar que otros nos hagan daño, debemos adoptarlos y practicarlos a diario, paso por paso, si rompemos algún acuerdo, tendremos que volver a empezar y así hasta que se nos arraigue tan adentro que ya sea parte de nuestra persona.

Lo importante de todo esto es lo que pienses tú, no solo los pensamientos de los demás, lo que piensas es más importante que ninguna otra cosa en el mundo porque nuestra voz es la que siempre estamos escuchando y a la única que debemos hacerle caso. Debemos quitarnos ese botón de pensamiento automático.

Nota personal

Espero que te haya gustado este resumen de los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz, el libro es una enseñanza que debemos tener presente constantemente, son aprendizajes que estoy seguro que hemos escuchado en muchas ocasiones, pero nunca damos ese “pasito” para empezar a aplicarlos en nuestra vida.

Muchos buscamos el secreto de la felicidad y los Toltecas lo sabían, estamos hablando de una civilización que existió en el siglo X ¿sorprendente no? pues ellos lo aplicaban a sus vidas, no es de sorprender que fueron una de las culturas más importantes en la historia de México.

Ruiz nos adapta estas enseñanzas a nuestros tiempos y nos pone ejemplos sencillos y fáciles de comprender, ademas de darnos algunos consejos para empezar a usarlos en nuestro día a día. Los cuatro acuerdos es una lectura obligada para las personas que buscan dar ese pequeño paso al cambio, los 4 acuerdos te ayudarán a mejorar y a ser más feliz en tu vida. Los Toltecas lo sabían y ahora tú también.

RESÚMENES RECOMENDADOS