Resumen del libro El caballero de la armadura oxidada de Robert Fisher

Tiempo de lectura: 7 minutos

Robert Fisher nos trae esta historia hecha fábula, la cual nos habla de los prejuicios que cargamos todo el tiempo. En esta historia nos lo presenta cómo una armadura que con el tiempo va ocultando lo que realmente somos, un disfraz que va absorbiendo toda nuestra esencia y energía, Fisher usa una metáfora para darnos a entender que todos tenemos nuestra propia armadura y cargamos con el peso de nuestros prejuicios.

En el caballero de la armadura oxidada podemos aprender una valiosa lección dividida en 4 desafíos que revelan la importancia de el silencio, el conocimiento, la osadía con voluntad y la verdad. Nos enseña la gran lección de ser tú mismo y eliminar todas las cosas negativas que tenemos a cuestas y que solo hacen más pesado nuestro viaje.

Ideas fundamentales

  • Los seres humanos nos juzgamos siempre
  • Nunca estamos conformes con nuestra persona
  • Todos vivimos dentro de una armadura
  • Cuando el alumno quiere el maestro aparece
  • La vida es más deliciosa cuando llegas a aceptarla
  • El sendero del camino es duro, pero tiene su recompensa
  • Nunca demérites a nada ni a nadie
  • El silencio es oro
  • La mejor manera de hacer una autoreflexión es escucharte a ti mismo
  • El silencio es para uno, el conocimiento es para todos
  • El conocimiento es la luz que ilumina el camino
  • Para amar a otros, primero debes amarte a ti mismo
  • Todos necesitamos ayuda de vez en cuando
  • Somos más de lo que creemos
  • La ambición del corazón es la más pura
  • Debemos enfrentar nuestros miedos y dudas con voluntad y osadía
  • Nada sale a la primera, debemos insistir
  • Solo enfrentando nuestros miedos podremos derrotarlos
  • Al salir de nuestra zona de confort podremos empezar a conocer nuevas cosas
  • No debemos aferrarnos a las cosas
  • La verdad nos hará libres
  • El amor es la mejor virtud, si tienes amor lo tienes todo

Resumen del libro El caballero de la armadura oxidada

Hace mucho tiempo en una tierra muy lejana existió un caballero que pensaba que lo tenía todo, el creía que era bueno, amoroso y generoso. Luchaba contra dragones, rescataba princesas en peligro y sobre todo era de los hombres de confianza del rey.

Sin embargo estaba muy lejos de la verdad, él no veía lo que tenía a su alrededor por el simple hecho de no darse el tiempo adecuado para observar detenidamente. El caballero llevaba consigo una poderosa armadura de hierro que usaba en todas las batallas que disputaba, pero que nunca se la quitaba, según él, para estar preparado cuando se le necesitara.

El valiente hombre tenía una bella esposa llamada Julieta y un pequeño hijo bautizado como Cristóbal. Un día el hijo le dijo a la madre que no conocía el rostro de su padre ya que nunca lo había visto por llevar la armadura puesta. Ante esto, Julieta le ordenó al caballero que se quitase la armadura, después de una discusión, el caballero accedió, pero para su sorpresa la armadura no podía desprenderse de su cuerpo.

Al día siguiente trató de deshacerse de la pesada indumentaria por todos los medios posibles, incluso el herrero más fuerte del reino fue incapaz de romper la vestidura de hierro que atrapaba al caballero. Julieta decepcionada de que su esposo no cumpliera su petición, le ordenó que hiciera lo posible por deshacerse de ella o en caso contrario se iría del castillo llevándose a Cristóbal con ella.

Ante la amenaza de perder a las dos personas más importantes en su vida, el caballero optó por su última esperanza y emprendió el camino al castillo del rey para solicitar su ayuda. Al llegar al castillo se encontró con el bufón del pueblo, un pequeño sujeto al que llamaban Bolsalegre porque siempre cargaba un bolso con artefactos para alegrar a las personas. Bolsalegre le contó al caballero que el rey no se encontraba y que había salido de viaje, el caballero le dijo que lo esperaría, pero para su sorpresa Bolsalegre no se lo permitió.

Moribundo, el caballero se resignó a vivir con la armadura de por vida, pero Bolsalegre le dijo que había un hombre que podía ayudarlo, ese hombre era Merlín, sí el mago, el que le enseñó todo al rey Arturo. Sorprendido el caballero preguntó en dónde podría encontrarlo, el bosque era su hogar, una esperanza se había aparecido para el valiente, quien junto con su caballo emprendió la búsqueda del gran mago, pero antes hizo una pregunta ¿cómo sabré en dónde encontrarlo” y Bolsalegre respondió:

“Aunque muy difícil ahora os parece, cuando el alumno está preparado el maestro aparece”

Después de muchos días al fin lo encontró, si, era el mismo Merlín, ese de la blanca barba larga. Cansado por el largo viaje, el pobre hombre metido en la armadura no podía ni mantenerse en pie, Merlín al ver esto le ofreció una bebida que se encontraba en una copa de cristal, al estar atrapado en el hierro, el caballero no podía beber, sin embargo, Merlín se las ingenió para dársela a través de una pajita (popote). Los primeros sorbos le supieron amargos, los segundos fueron más agradables y los últimos tragos eran deliciosos.

Al terminar la bebida, el caballero le preguntó al mago qué era esa extraordinaria bebida que le había ofrecido, Merlín respondió, es vida. Perplejo, el pobre hombre de hierro volvió a preguntar ¿vida? si, exclamó el mago, acaso la vida no es amarga al principio, pero cuando empiezas a saborearla y aceptarla se va haciendo más agradable. Al final cuando la aceptas por completo es deliciosa.

Las cuatro pruebas a la liberación

Merlín sabía que el caballero solo tendría una oportunidad para deshacerse de su armadura y le contó que existían dos caminos, regresar a casa por el mismo sendero por el que vino o emprender el sendero de la verdad.

El primero era un camino sencillo, sin obstáculos y seguro, pero que no le permitiría deshacerse de su pesada armadura, el segundo era un camino lleno de cuestas, obstáculos y peligros, sin embargo era el único camino que podía liberarlo de esa carga que llevaba a cuestas (la armadura).

Si el caballero quería deshacerse de su armadura tendría que pasar por cuatro castillos, cada uno con una lección.

Castillo #1

El primer castillo era el del silencio, un lugar desolado en el cual solo podías oír tus pensamientos, el caballero tenía que encontrar la forma de salir de ahí y la única manera era escuchándose a él mismo, algo que nunca había hecho antes. Al salir una parte se su armadura se había desprendido de su cuerpo al oxidarse por las lagrimas que había derramado.

Micro nota personal: a veces estar en silencio y escuchar a tus pensamientos puede hacer que analicemos las cosas de mejor forma. Hacemos una auto-reflexión y nos decimos las verdades aunque duelan, en ese momento solo estamos nosotros y no hay persona con la que podamos ser más sinceros que con nosotros mismos.

Castillo #2

El caballero logra acceder al segundo castillo en el cual el conocimiento sería la clave, encontrar la luz es indispensable para iluminar el camino de nuestras vidas. A través de ciertas pruebas y reflexiones, el caballero logra entender la valiosa lección, en ese momento se da cuenta que no prestaba atención a las cosas importantes en su vida, su esposa y su hijo.

Otra parte de la pesada armadura había abandonado el cuerpo del caballero quien no podía creer que poco a poco empezaba a liberarse de ella.

Castillo #3

El tercer castillo era custodiado por un enorme dragón de color verde que interceptaba el camino, la prueba del caballero era demostrar que contaba con la voluntad y osadía necesarias para enfrentarse a sus miedos y dudas (el dragón llevaba por nombre miedo y duda).

Después de una batalla de intentos fallidos y lecciones aprendidas, el caballero logra vencer al dragón al vencer sus miedos con su valentía.

Castillo #4

El último castillo era el más peligroso, el recinto se encontraba a lo alto de una cima la cual tenía que ser escalada si se quería llegar a él. Durante la travesía el caballero aprende que uno tiene que quitarse la comodidad y afrontar retos nuevos aunque estos estén llenos de incertidumbre. Al final el caballero aprende una valiosa lección, la verdad. su armadura se cae por completo y el caballero queda libre, pero no solo de su armadura.

“Solamente la verdad nos hará libres”

Conclusión

El caballero de la armadura oxidada es un excelente libro de autoayuda y motivación que nos enseña 4 lecciones fundamentales de vida, pero el camino no es fácil y estará lleno de peligros, miedos y obstáculos para alcanzarlo. Fisher nos cautiva con esta gran historia que puede servir de comienzo para las personas que quieren hacer cambios en su vida.

El libro del caballero de la armadura oxidada es perfecto para niños y adultos, además Robert Fisher hace una mezcla de fantasía, poesía y sabiduría, acompañado con la inclusión del mago más famoso de todos los tiempos, si ese mismo, Merlín.

Nota personal

Había escuchado del libro desde hace mucho tiempo, incluso había visto representaciones en la televisión, pero la verdad que nada se compara a leerlo. Un cuento fabuloso con personajes de fantasía como un mago, animales que hablan que te dan consejos y un caballero valiente que tiene que pelear ante su más grande rival, su yo mismo. Al final me llevo lecciones que ya había escuchado, pero nunca de esta forma.

Todos llevamos una armadura y cargamos con un peso encima de nosotros, lo importante es aprender a liberarnos de ella. Cada quien conoce cual es el suyo, si hacemos una auto-reflexión y somos valientes y osados en el camino llegaremos al conocimiento y a la verdad.

RESÚMENES RECOMENDADOS