1. Viajar es como hablar con hombres de otros siglos.

  2. Los viajes sirven para conocer las costumbres de los distintos pueblos y para despojarse del prejuicio de que sólo en la propia patria se puede vivir de la manera que uno está acostumbrado.

  3. Siendo una sola la verdad de cada cosa, el que la encuentra sabe de ella todo lo que puede saber.

  4. Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza verdadera.

  5. No hay nada repartido de modo más equitativo en el mundo que la razón: todo el mundo está convencido de tener suficiente.

  6. La principal causa de nuestros errores está en los prejuicios adquiridos en nuestra niñez.

  7. No hay nada que esté enteramente en nuestro poder más que nuestros pensamientos.

  8. La moral es la ciencia por excelencia; el arte de vivir bien de ser dichoso.

  9. Los que marchan muy lentamente, sigue el camino recto, pueden avanzar mucho más que los corren por senda extraviada.

  10. No basta tener buen ingenio, lo principal es aplicarlo bien.

  11. Cogito ergo sum: Pienso, luego existo.

  12. Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas, una vez en la vida.

  13. La existencia de Dios es más cierta que todos los teoremas de la geometría.

  14. Mejor es modificar nuestros deseos que la ordenación del mundo.

  15. Todo lo que experimentamos debemos atribuirlo al cuerpo, y todo lo que existe en nosotros que podamos concebir que exista en un cuerpo, debe ser atribuido al alma.

  16. Dicen que el mono es tan inteligente que no habla para que no lo hagan trabajar.

  17. Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza cuya causa es verdadera.

  18. Sería absurdo que nosotros, que somos finitos, tratásemos de determinar las cosas infinitas.