1. Las virtudes del filósofo son la administración de una justicia grande; el arte de mandar; la amplitud de voluntad; el ojo reposado, que rara vez se admira, que rara vez se humilla, que rara vez ama.

  2. La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.

  3. Si hay algo que perdonar en todo, también hay algo que condenar.

  4. Toda clase de maestría se paga muy cara en este mundo, donde tal vez todo se paga muy caro.

  5. El camino del infierno está asfaltado de buenas intenciones.

  6. El objetivo de todo ser humano es quererse a sí mismo.

  7. No cuando la verdad es sucia, sino cuando es poco profunda, es cuando el hombre iluminado tiene aversión a meterse en sus aguas.

  8. En toda espiritualidad independiente, en toda voluntad autónoma, en toda inteligencia elevada, se presiente un peligro, por ello ofende y engendra desconfianza.

  9. El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación.

  10. La compasión obstaculiza en conjunto la ley de la evolución, que es la ley de la selección.

  11. Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.

  12. Toda convicción es una cárcel.

  13. ¿Quién nos contara alguna vez la historia de los narcóticos, que es casi la historia de la cultura, de la denominada cultura superior?

  14. Las razas laboriosas encuentran una gran molestia en soportar la ociosidad.

  15. La ventaja de la mala memoria es que en muchas ocasiones se regocija de las mismas cosas como si fuera la primera vez.

  16. Nadie aprende, nadie aspira, nadie enseña a soportar la soledad.

  17. Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.

  18. Nuestro futuro dicta las leyes de nuestra actualidad.

  19. Aun el hombre más razonable tiene necesidad de volver a la Naturaleza, es decir, a su relación fundamental ilógica con todas las cosas.

  20. La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.

  21. El pensador sabe considerar las cosas más sencillas de lo que son.

  22. Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes.

  23. No puedo creer en un Dios que quiere que le recen en todo momento.

  24. La exigencia de ser amado es la mayor de todas las arrogantes presunciones.

  25. Cuando me encuentro con una criatura, encuentro la voluntad del poder.

  26. Una manera que tienen las personas de protegerse y poner un escudo contra los demás es hablar mucho de sí mismo.

  27. No existen fenómenos morales, sino solamente una explicación moral de los fenómenos.

  28. El ingenio es el epitafio de una emoción.

  29. Un político divide a las personas en dos grupos: en primer lugar, instrumentos; en segundo, enemigos.

  30. Olvida uno su falta después de haberla confesado a otro, pero normalmente el otro no la olvida.

  31. En algunos la castidad es una virtud, en muchos es casi un vicio.

  32. Tener fe significa no querer saber la verdad.

  33. Lo mismo que al árbol. Cuanto más quiere elevarse hacia la altura y hacia la luz, tanto más fuertemente tienden sus raíces hacia la tierra, hacia abajo, hacia lo oscuro, lo profundo, hacia el mal.

  34. El hombre de conocimiento debe ser capaz no solo de amar a sus enemigos, sino también de odiar a sus amigos.

  35. La maldad no tiene por fin esencialmente el sufrimiento del otro, sino su propio gozo, bajo la forma, por ejemplo, de un sentimiento de venganza o de una fuerte excitación nerviosa.

  36. En el dolor hay tanta sabiduría como en el placer; ambas son las dos fuerzas conservadoras de la especie.

  37. No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra.

  38. Puede considerarse como un monstruoso atavismo que aún hoy el hombre vulgar está esperando las opiniones de los demás acerca de sí mismo para someterse a ellas.

  39. Todos los grandes pensamientos son concebidos al andar.

  40. Soportamos más fácilmente la mala conciencia que la mala reputación.

  41. Disfrutar de nuestra alegría, no sufrir de nuestro sufrimiento, hace a alguien un amigo.

  42. Hay almas esclavizadas que agradecen tanto los favores recibidos que se estrangulan con la cuerda de la gratitud.

  43. El hombre parece tener más carácter cuando sigue su temperamento que cuando sigue sus principios.

  44. El que quiera aprender a volar, un día debe aprender a levantarse y andar, correr y bailar; no se puede volar de repente.

  45. El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado.

  46. Vivir es sufrir; sobrevivir es encontrar algún significado en el sufrimiento.

  47. Durante el sueño, el hombre, en las épocas de civilización y rudimentaria, aprende a conocer un segundo mundo real; tal es el origen de toda metafísica.

  48. Nada es menos sano, en medio de nuestra nada sana modernidad, que la compasión cristiana.

  49. No es la falta de amor, sino la falta de amistad lo que hace a los matrimonios infelices.

  50. Lo absurdo de una cosa no prueba nada contra su existencia, es, más bien, condición de ella.

  51. Si sólo se dieran limosnas por piedad, todos los mendigos hubieran ya muerto de hambre.

  52. Uno debería morir orgullosamente cuando ya no es posible vivir con orgullo.

  53. Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos.

  54. Los hombres superiores no se hacen por la fuerza de sus sentimientos, sino por la duración de los mismos.

  55. Las religiones tienden a conservar estos casos abortivos y a desterrar a los fuertes, hacer sospechosa la felicidad. Su objetivo es convertir al hombre en un aborto sublime.

  56. Hay un instinto de rango que ya de por sí es elevado.

  57. El miedo es la madre de la moralidad.

  58. El sexo no es más que una trampa de la naturaleza para no extinguirnos.

  59. Hasta donde alcanza el influjo de los teólogos, el juicio de valor está puesto cabeza abajo, los conceptos verdadero y falso están necesariamente invertidos.

  60. Mucho tienen que hacer los padres para compensar el hecho de tener hijos.

  61. No hay razón para buscar el sufrimiento, pero si éste llega y trata de meterse en tu vida, no temas; míralo a la cara y con la frente bien levantada.

  62. Cualquiera que no tenga un buen padre debería procurarse uno.

  63. Una mujer puede establecer una buena amistad con un hombre, pero para que esto dure debe estar acompañado de un poco de antipatía física.

  64. Quien con monstruos lucha, que se cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

  65. La voluntad no libre es mitología: en la vida real no hay más que voluntad fuerte y voluntad débil.

  66. Debería considerarse a todo escritor como un malhechor que en muy contados casos merece perdón y gracia. Este sería un remedio contra la invasión de los libros.

  67. Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos responder.

  68. La esencia de todo arte hermoso, todo gran arte, es la gratitud.

  69. Cada vez que crezco, soy perseguido por un perro llamado Ego.

  70. En situaciones de paz el hombre belicoso se abalanza sobre sí mismo.

  71. La fuerza del conocimiento no reside en su grado de verdad, sino en su antigüedad, en su hacerse cuerpo, en su carácter de condición para la vida.

  72. La mujer perfecta es un tipo humano superior al varón perfecto, pero también es un ejemplar mucho más raro.

  73. La indolencia es el padre de la psicología.

  74. Pues primitivamente, siempre que el hombre veía que se producía un acontecimiento, creía en la existencia de una voluntad como causa de aquel, así como en la de seres que actuaban personalmente en un segundo plano.

  75. Lo que no me mata, me hará más fuerte.

  76. La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano.

  77. No se odia a quien se desprecia; se odia a quien se estima igual o superior.

  78. En todo hombre real hay escondido un niño que quiere jugar.

  79. Todo hombre superior tiende instintivamente a buscar un nido donde estar al abrigo del vulgo, donde poder olvidar la regla hombre para sentirse a sí mismo como una excepción.

  80. Un filósofo casado es, para decirlo claro, una figura ridícula.

  81. El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.

  82. Cuanto más nos elevamos, más pequeños parecemos a quienes no saben volar.

  83. En el cielo faltan todas las personas interesantes.

  84. El amor no es ciego, sólo está cegado por la pasión que lleva dentro.

  85. El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.

  86. En la cristiandad ni la moralidad ni la religión están en contacto con ningún punto de la realidad.

  87. Es imposible sufrir sin hacer que alguien pague por ello; toda queja tiene una venganza.

  88. La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.

  89. El amor y el odio no son ciegos, sino que están cegados por el fuego que llevan dentro.

  90. La palabra más soez y la carta más grosera son mejores, son más educadas que el silencio.

  91. El amor es ciego, la amistad cierra sus ojos.

  92. La mentira es una condición de la vida.

  93. Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.

  94. Lo mejor del hombre es que es un puente y no una meta.

  95. Todos necesitamos el sentido de culpa, pero nadie necesita sentirse culpable.

  96. Muchos son tercos en la persecución del camino que han elegido, pocos lo son en la persecución de su meta.

  97. Todo lo que es absoluto forma parte de la patología.

  98. Somos, por nuestro destino, seres ilógicos, y por lo mismo injustos, y, sin embargo, no podemos reconocerlo. Tal es una de las mayores y más irresolubles inarmonías del universo.

  99. El matrimonio acaba muchas locuras cortas con una larga estupidez.

  100. Ignoro lo que pueden ser los problemas puramente intelectuales.

  101. Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

  102. Nada os pertenece en propiedad más que vuestros sueños.

  103. Hay derecho que nos permite tomar la vida de un hombre; no hay ninguno que nos permita tomar su muerte; es pura crueldad.

  104. La edad de casarse llega mucho antes que la de quererse.

  105. Los pensamientos son las sombras de nuestros sentimientos, siempre más oscuros, más vacíos y más simples.

  106. Tenemos arte para no morir de la verdad.

  107. En un análisis exhaustivo, incluso el mejor hombre es maligno. En un análisis exhaustivo, incluso la mejor mujer es mala.

  108. El hombre necesario del porvenir ha debido hallarse siempre en contradicción con su época.

  109. ¡Dios está muerto! ¡Dios queda muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!

  110. El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, una cuerda sobre un abismo.

  111. Para llegar a ser sabio es preciso experimentar ciertas vivencias, a menudo peligrosas.

  112. No hay hechos eternos del mismo modo que no hay verdades absolutas.

  113. Dormir no es ningún arte mediocre: por su causa se debe permanecer despierto todo el día.

  114. La brevedad de la vida humana conduce a muchas afirmaciones erróneas sobre las cualidades del hombre.

  115. El amor al poder es el demonio de los hombres.

  116. A menudo nos negamos a aceptar una idea porque el tono de voz en que ha sido expresada es antipática para nosotros.

  117. Cuando un hombre rebaja su talento únicamente para ponerse al nivel del lector, comete un pecado mortal que éste no le perdonará nunca, suponiendo, por supuesto, que se dé cuenta de ello.

  118. ¿Es el hombre solo un fallo de Dios, o Dios solo un fallo del hombre?

  119. Lo que distingue las mentes verdaderamente originales no es que sean la primeras en ver algo nuevo, sino que son capaces de ver como nuevo lo que es viejo, conocido, visto y menospreciado por todos.

  120. Solo creeré en un Dios que sabe cómo bailar.

  121. En otro tiempo fuisteis monos, y también ahora es el hombre más mono que cualquier mono.

  122. Es mi ambición decir en diez frases lo que otros dicen en un libro entero.

  123. El mejor autor será aquel que se avergüence de convertirse en un escritor.

  124. Aquellos que no pueden entender cómo poner sus pensamientos en el hielo no deben entrar en el calor del debate.

  125. Negar la existencia de Dios será la única salvación del mundo.

  126. En ella se expone la irracionalidad de nuestros actos.

  127. El espíritu puro es la mentira pura.

  128. La mejor arma contra un enemigo es otro enemigo.

  129. Porque lo necesario es que el hombre llegue a estar contento de sí mismo, independientemente de que ello lo consiga con este o con aquel tipo de arte o poesía.

  130. Lo que se llama libre albedrío no es más que el sentimiento de superioridad respecto de quien debe obedecer.

  131. A veces uno se mantiene fiel a una causa solo porque sus oponentes no dejan de ser insípidos.

  132. Entre los hombres como en cualquier otra especie animal hay un exceso de enfermos, de degenerados, de débiles, de dolientes; los sanos constituyen una excepción.

  133. El hombre verdadero quiere dos cosas: el peligro y el juego. Por eso quiere a la mujer como el juego más peligroso.

  134. Cuando se tienen muchas cosas que meter en él, el día tiene cien bolsillos.

  135. Uno debe tener el caos en sí mismo para ser capaz de dar a luz a una estrella danzante.

  136. La manera más segura de corromper a un joven es instruyéndolo para que estime más a los que piensan igual a él que a los que piensan diferente.

  137. Lo que hacemos no es nunca comprendido, y siempre es acogido sólo por los elogios o por la crítica.

  138. Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos.

  139. Ante los atrevidos y exploradores y aventureros se han abierto las puertas de un nuevo mundo de conocimientos más profundos.

  140. ¿Qué pueden hacer todos? Rezar y culpar. Esta es la virtud humana, esta es la locura humana.

  141. Todos los pozos profundos viven con lentitud sus experiencias: tienen que esperar largo tiempo hasta saber qué fue lo que cayó en su profundidad.

  142. Toda mente profunda necesita de una máscara.

  143. La verdad es que amamos la vida, no porque estemos acostumbrados a ella, sino porque estamos acostumbrados al amor.

  144. El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.

  145. ¿Qué dosis de verdad puede soportar un hombre?

  146. Sin música, la vida sería un error.

  147. Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.

  148. Si las miradas bastaran para matar, ya habríamos muerto hace tiempo.

  149. La vida misma es la voluntad de dominar.

  150. No toméis afección jamás a una persona, toda persona es una prisión, un vínculo. No cobréis afección tampoco a la patria.

  151. No se odia mientras se menosprecia. No se odia más que al igual o al superior.

  152. El mejor escritor es aquel que se avergüenza de serlo.

  153. La vulgaridad de muchas naturalezas se manifiesta como agua corrompida cuando una gran reliquia pasa cerca.

  154. El éxito siempre ha sido un gran mentiroso.

  155. Un pueblo que continúa creyendo en sí mismo continúa teniendo también su Dios propio.

  156. Yo necesito compañeros, pero compañeros vivos; no muertos y cadáveres que tenga que llevar a cuestas por donde vaya.

  157. El remordimiento es como la mordedura de un perro en una piedra: una tontería.

  158. Las aventuras terribles acontecen a los que tienen algo de terrible.

  159. El arte es el quehacer propio de la vida.

  160. La demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla.

  161. Es sencillo hacer que las cosas sean complicadas, pero difícil hacer que sean sencillas.

  162. Ah, mujeres. Ellas provocan las cimas más altas y las caídas más frecuentes.

  163. La palabra ‘Cristiandad’ es malentendida, en realidad solo ha existido un Cristiano y murió en la cruz.

  164. Una cosa buena no nos gusta cuando no estamos a la altura.

  165. Hablar mucho sobre sí mismo también puede ser un medio para ocultarse a sí mismo.

  166. En el amor siempre hay algo de locura. En la locura siempre hay algo de razón.

  167. Donde no puedas amar, pasa de largo.

  168. Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño. Han exigido de él lo imposible, como todos los amantes.

  169. Desconfíen de quienes tienen un poderoso impulso de castigar.

  170. Algunas madres necesitan tener hijos infelices, pues de otro modo su bondad maternal no puede manifestarse.

  171. También suelen hacerse los amables contigo. Pero ésa fue siempre la astucia de los cobardes. ¡Sí, los cobardes son astutos!

  172. La moralidad es el instinto de rebaño en el individuo.

  173. Todos los pensamientos verdaderamente grandes se conciben mientras caminamos.

  174. Bienaventurados sean los olvidadizos; obtienen lo mejor, incluso de sus torpezas.

  175. La fe cristiana es el sacrificio de toda libertad, de todo orgullo.

  176. Nada más hipócrita que la eliminación de la hipocresía.

  177. Toda credibilidad, toda buena consciencia, toda evidencia de la verdad, viene de los sentidos.

  178. El error ha hecho al hombre bastante profundo, para hacer proceder de él las religiones y las artes.

  179. En la venganza, como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre.

  180. En todo, una cosa es imposible: racionalidad.

  181. El hombre se define como ser que evalúa, como ser que ama por excelencia.

  182. La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.

  183. La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.

  184. Uno tiene que pagar un alto precio por la inmortalidad; uno tiene que morir varias veces mientras aún está vivo.

  185. La necesidad no es un hecho establecido, sino una interpretación.

  186. Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan.

  187. El gran estilo nace cuando lo bello obtiene la victoria sobre lo enorme.

  188. La política es el campo de trabajo de ciertas mentes mediocres.

  189. En la vida real no existen más que voluntades fuertes y voluntades débiles.

  190. Entre el sentido de culpabilidad y el placer, siempre gana el placer.

  191. En el sueño rehacemos una vez más la tarea de la humanidad anterior.

  192. El que no puede dar nada, tampoco puede sentir nada.

  193. El timorato ignora lo que es estar solo: detrás de su sillón siempre hay un enemigo.

  194. Pueden prometerse acciones, pero no sentimientos, porque éstos son involuntarios.

  195. Lo que sirve de alimento y fortaleza para los hombres superiores, debe ser casi un veneno para los hombres inferiores.

  196. La física no es más que una interpretación del mundo a la medida de nuestros deseos.

  197. La vida es demasiado breve como para aburrirnos.

  198. Dios es un pensamiento que tuerce todo lo que es recto.

  199. La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura.

  200. Cuando te cases, debes preguntarte si serás capaz de conversar con esa persona en tu vejez. Todo lo demás en el matrimonio es transitorio.

  201. El carácter está más determinado por la falta de experiencias que por aquellas que uno ha tenido.