Un nuevo comienzo, la oportunidad perfecta de cambiar

En algún momento de la vida siempre volteamos a ver hacia atrás, y es ahí cuando nos damos cuenta de lo que hemos logrado o en su defecto, en lo que hemos fracasado. Por eso es muy natural tratar de llegar a alcanzar la mejor versión de nosotros mismos, simplemente reiniciar y empezar de nuevo.

Los nuevos comienzos son difíciles, pero lejos de verlos como un contratiempo, debemos considerarlos una gran oportunidad.

“Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo”

Julio Cortázar

¿Por qué decidimos comenzar de nuevo?

Volver a empezar es una de las oportunidades que más nos llenan de ilusión, cuando nos replanteamos nuestra vida nos damos cuenta de todo lo que hemos hecho bien, de igual forma salen a flote las cosas que hemos dejado de hacer o que simplemente las hicimos mal.

Al final esto es lo que más nos preocupa. Tratamos de ponerle fin a ciertas experiencias que nos llegaron a marcar, un pasado tormentoso, una relación amorosa tóxica, un trabajo que no nos llenaba o cualquier evento que pudiese ser un trauma para nosotros y queramos borrar de nuestra vida.

No todo tiene que ser malo, los nuevos comienzos también pueden darse por el simple hecho de encontrar un nuevo rumbo a nuestra existencia. Empezar desde cero nunca está de más y por supuesto, no es perder tu tiempo.

Al decidirnos a cambiar nuestra vida para comenzar de nuevo, la madurez es una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta.

Madurar es un proceso continuo que se va marcando por diferentes etapas. Cada vez que nos decidimos a volver a empezar, dejamos una historia detrás, ten en cuenta que siempre estamos comenzando de nuevo, pero pocas veces lo hacemos reiniciando en su totalidad.

En base a nuestras experiencias acumuladas vamos forjando una dirección y abriéndonos nuevas oportunidades para hacer mejor las cosas.

Aunque también puede ser que ese nuevo rumbo que decidimos tomar diverja de nuestro camino anterior y pocos sean los elementos a rescatar de nuestra experiencia previa.

Reiniciar a veces es necesario

No nos confundamos, esto no quiere decir que dar este paso sea por un fracaso, muchas veces es simplemente por querer experimentar cosas nuevas, siempre debemos darnos ese permiso que a veces es muy necesario.

Probar cosas nuevas y con eso lograr el paso que necesitamos en nuestro proceso de madurez. Ojo, esto también conlleva a un gran riesgo y quizás a posibles fracasos. Pero oye, de eso se trata experimentar, hablamos del prueba y error, si funciona será excelente, pero si no, también es una gran oportunidad para dar un paso atrás y aprender, es válido.

Estas experiencias ayudarán a desarrollar nuestra creatividad, así como a definirla y mantenerla viva en todo momento. Los nuevos comienzos son así, nueva inicio, nueva vida.

Siempre lo hacemos con la ilusión de que la próxima vez sea un poco mejor que la anterior, los resultados no serán instantáneos, pero ahí está lo bonito de la experiencia, al ir transcurriendo el tiempo iremos haciendo evaluaciones en retrospectiva para ver lo que hemos logrado.

Tenemos tener muy claro que para volver a empezar tendremos que hacer un esfuerzo para atrevernos, debemos dejar de lado todos nuestros prejuicios, así como armarnos de valor.

Un nuevo comienzo requiere que dejemos de lado nuestra soberbia, en el proceso nos dolerá un poco o mucho, dependiendo de la persona que seas y eso pasa por que te darás cuenta lo vulnerables que somos ante lo desconocido.

Te preguntarás que mantiene en pie a nuestro proyecto, pues aquí te dejo las cosas por las cuales puedes empezar para esta nuevo inicio.

Reflexiona en lo qué quieres volver a empezar

Antes de cualquier cosa, debemos evaluar nuestra situación ¿cómo? pues debemos ver en donde estamos parados y que es lo que realmente necesitamos cambiar.

En muchas ocasiones pensamos que necesitamos hacer cambios muy radicales en nuestras vidas y eso nos lleva a pensar que veremos grandes resultados.

Sin embargo, te sorprenderías al ver como un simple cambio de pensamiento nos puede proporcionar un gran catalizador para poder realizar el cambio que deseamos en nuestra nueva vida.

Después de todo, nos convertimos en lo que pensamos y atraemos lo que somos, por lo que debemos utilizar nuestro propio poder si queremos comenzar a vivir una vida diferente. Tienes la llave de una nueva realidad, y un pensamiento podría voltear tu mundo al revés si simplemente crees en tu propia habilidad para crear un cambio positivo.

“No esperes a que las condiciones sean perfectas para empezar, el empezar hace las condiciones perfectas”

Allan Cohen

Cambia un paso a la vez

Las conductas poco saludables se desarrollan a lo largo del tiempo, por lo que reemplazar las conductas poco saludables por otras saludables requiere tiempo.

Muchas personas tienen problemas cuando intentan cambiar demasiado y de forma muy rápida. Para mejorar tu éxito, concéntrate en un objetivo o cambio a la vez.

A medida que los nuevos comportamientos saludables se conviertan en un hábito, intenta agregar otro objetivo que trabaje hacia el cambio general que estás buscando.

Empieza a hacer ejercicio

Lo sé, es muy cliché, pero si preguntáramos a un grupo de personas estoy seguro que más del 80% te diría que en sus propósitos está empezar a hacer ejercicio, ir al gimnasio, salir a correr, hacer yoga, etc.

Es una gran verdad que si quieres cambiar y volver a empezar, hacer ejercicio es parte fundamental, al ejercitarnos nos sentimos mejor con nosotros mismos y un cuerpo saludable siempre nos impulsa a hacer mejor las cosas.

Así que prepara tu equipo de entrenamiento y empieza a ejercitarte, no necesariamente tienes que apuntarte a un gimnasio, puedes comenzar desde tu propio hogar. Si no sabes cómo empezar aquí te dejo algunos ejercicios para hacer en casa que te ayudarán bastante.

Crea un plan de acción

Es importante crear una estrategia que te guíe a los cambios que quieres, piénsalo como si fuera parte de una aventura en la cual tu eres el gran protagonista.

Cuando estés creando tu plan para volver a empezar, debes ser muy especifico, si quieres ejercitarte más, detalla la hora de comienzo y cumple con el horario establecido, la constancia y la disciplina es lo más importante a la hora de empezar algo.

Debes estar consciente y ser realista de las cosas que puedes hacer y los objetivos que puedes cumplir, recuerda empezar con pasos pequeños.

Empieza poco a poco

Cuando hayas identificado los objetivos a seguir tanto a corto y largo plazo, debes empezar por dividirlos en pequeños pasos que puedas controlar y medir en rendimiento y avance.

Supongamos que tu objetivo es bajar de peso, digamos unos 20 kilos en 6 meses, un objetivo semanal podría ser tratar de perder un kilo por semana.

En el caso de la alimentación considera reemplazar algunas comidas por otras más saludables, empieza por comer frutas, verduras, algunos yogures, verás que cuando termine la semana tu motivación subirá al ver que alcanzaste tus objetivos.

Nunca dudes en pedir ayuda

Habrá momentos en que nos sentiremos perdidos, cansados y desmotivados, esto se puede deber al no ver resultados ni progresos rápidos, pero debes recordar que los cambios no son de la noche a la mañana, debemos trabajar en ellos y ser constantes.

Son esos momentos en los que el apoyo de una o varias personas será importante en el proceso de nuestro cambio, debes aceptar la ayuda de las personas que se preocupan por ti, escuchar sus consejos fortalecerá tu capacidad de recuperación y te ayudará a recuperar la confianza.

Cambiar no es fácil y menos volver a empezar, todo depende del deseo, compromiso y constancia que le dediquemos.

Puedes hacerlo, solo necesitas enfocarte en tus objetivos.

No somos perfectos, eso tenlo claro siempre, el ser humano comete errores, pero también aprende de ellos, a veces un error enseña muchísimo, solo hay que saber identificar la enseñanza.

Recuerda, si caes, te levantas y regresas a la pista. Esta vez más fuerte que la primera vez porque para eso son los nuevos comienzos.

(CERO SPAM)

A veces nuestras mejores ideas... pues no las publicamos, ya sea por falta de tiempo o ganas de escribir un artículo entero de ello.

Suscríbete y quizá recibas algo interesante.

Reflexiones, experiencias y tips

¡Hola, soy Rodrigo!

Escribo consejos prácticos para amenizar la carga del día a día. Envíamos además contenido más personal una vez por semana. ¡Súscribete!