Calistenia, la forma de poner a prueba tu cuerpo y mente

  • Save

Calistenia es un término que muchos de nosotros probablemente escuchamos siempre cuando entramos en algún gimnasio o nos decidimos a tener una vida más saludable y empezamos a hacer ejercicio, es una palabra que puede hacerte plantearte muchas cosas y cuando te explican qué es lo más seguro es que te aterre la idea de probarla. El término calistenia se refiere a los ejercicios que se realizan de una manera rítmica y sistemática utilizando el peso corporal para la resistencia.

La calistenia es una forma de entrenamiento que se basa en mover grupos de músculos con el objetivo de ganar en agilidad y flexibilidad. Uno de los grandes atractivos que tiene la calistenia para las personas que no están acostumbradas a hacer deporte es que no requiere de mucha potencia ni tampoco de llevar a cabo un gran esfuerzo.

El propósito de la calistenia

Ayudarte a desarrollar fuerza, resistencia y flexibilidad sin necesidad de equipos.

En estos días, regularmente vemos ejercicios de calistenia en los entrenamientos tradicionales de entrenamiento de fuerza, así como en el entrenamiento en circuito y en el campo de entrenamiento.

¿Por qué hacer calistenia?

Los ejercicios de peso corporal son probablemente los movimientos más sencillos de hacer, ya sea que seas un principiante, estés en la carretera sin equipo o no tengas mucho equipo en casa.

Tu cuerpo puede ser fácilmente suficiente resistencia para ayudarte a desarrollar fuerza y ​​resistencia, dependiendo del ejercicio y de lo duro que trabajes en ello.

Estos son algunos de los Ejercicios calistenicos que puedes probar. Los ejercicios calisténicos llamados típicos son los que reconocerás fácilmente y que en algún momento de tu vida habrás hecho:

  • Lagartijas
  • Saltos de tijera
  • Sentadillas
  • Estocadas
  • Se sienta en la pared
  • Luces cortas
  • Pull-ups
  • Burpees
  • Tablones
  • Peso muerto de una pierna
  • Puentes

Entrenamientos calisténicos

Lo mejor de la calistenia es que puedes hacerla en cualquier lugar, ya sea en tu habitación, en el sótano, en la cocina mientras cocinas o mientras mira la televisión. Es una excelente manera de hacer ejercicio y mantenerte activo todo el día.

Al levantarte por la mañana

Intenta hacer flexiones o abdominales cuando te levantes para despertar tu cuerpo y hacer que la sangre fluya al cerebro para mantenerte activo todo el día, así serás más productivo en lo que hagas.

En el trabajo

Cada vez que tomes un descanso, escoje 5 ejercicios y haz cada uno 10 veces. Sino puedes hacerlos en el trabajo intenta agregar algunos ejercicios de oficina, ayúdate de las sillas y el mobiliario de tu oficina, es importante tomarte descansos prolongados para desconectar el cerebro y no forzarlo, puedes probar el método Pómodoro, aquí te dejo un articulo para que leas sobre este método y sus beneficios.

Cuando estas haciendo tareas en la casa

Agrega sentadillas cada vez que levantes algo del piso. Levanta la cesta de la ropa sobre tu cabeza unas cuantas veces o haz estocadas de camino a la lavandería.

Mientras cocinas la comida

¿Esperando que el agua hierva? Mira cuántas sentadillas puedes hacer. Mientras esperas que el pollo se hornee, trata de hacer un circuito: flexiones, sentadillas, zancadas, salsas, saltos y una tabla. Haz cada una de ellas para 10-15 repeticiones (mantén la tabla el mayor tiempo que puedas) y luego mira cuántas rondas puedes hacer. Desafíate a ti mismo.

Mientras ve la televisión

En lugar de aislarte mientras ves la televisión, agáchate para hacer flexiones o abdominales. Mira cuántas caídas puedes hacer desde el sofá. Desafía a tu cónyuge a una competencia de pushup.

También puedes crear un entrenamiento completo con ejercicios calisténicos. Realiza los ejercicios enumerados anteriormente y realiza cada uno de 10 a 5 repeticiones, una tras otra sin descansar (si puedes). Cuando llegues al final, ve si puedes hacerlo todo de nuevo para un entrenamiento físico intenso y total.

Cómo hacer que la calistenia funcione

El inconveniente de los ejercicios con el peso corporal es que pueden no ser tan intensos como cuando se usan pesas para agregar más resistencia. Sin embargo, eso no significa que no puedan trabajar para ti. Hay muchos trucos que puede utilizar para agregar intensidad a tu trabajo de peso corporal sin tener que levantar un conjunto de pesas.

Tómate tu tiempo

Digamos que estás haciendo una sentadilla, para lo cual la mayoría de nosotros necesitaríamos pesos pesados. En lugar de pesos, disminuye la velocidad hacia abajo, haciendo 8 cuentas hacia abajo y 8 cuentas hacia arriba. Realmente lo sentirás cuando aumentes el tiempo de tus músculos bajo tensión.

Usa una sola pierna

Tomemos esa misma sentadilla que puede parecer demasiado fácil sin pesas y paremos en una pierna y hagamos una sentadilla con una sola pierna. Ahora estás feliz de no tener ningún peso.

Esas son solo algunas de las formas en que puedes convertir las calisténicas en un ejercicio desafiante.

La gracia y la belleza de los movimientos es uno de los beneficios que se obtiene de la práctica de la calistenia, debido a que se tiene muy en cuenta el trabajo de la postura del cuerpo a la hora de practicar los ejercicios.

Para la calistenia, no se necesita mucha potencia ni tampoco mucho esfuerzo, de manera que es una actividad muy asequible. Además de los beneficios ya citados, el que la practica de forma regular gana en agilidad y flexibilidad.

  • Save
Ir arriba
Copy link