Biografía de Michael Jordan

Tiempo de lectura: 9 minutos

Hay muchas leyendas en el deporte, en el basquetbol el nombre de Michael Jordan no puede pasar desapercibido. La biografía de Michael Jordan sin duda es de las más buscadas en todo el mundo y quizá la más leída a nivel de motivación.

Michael  es considerado el mejor basquetbolista en la historia de este deporte. Jamás se ha visto un prodigio que se compare a Jordan, desde que se inventara el basquetbol a finales del siglo XIX hasta la década de 1980.

La estatura de Michael Jordan de 1.98 metros de altura imponía en la cancha a cualquier rival. Jordan fue un defensor tenaz, anotador inigualable y excelente pasador. Con una imaginación en la duela que hacía parecer que tenía la cancha trazada en la mente.

Michael Jordan era un espectáculo total, la extraordinaria habilidad que poseía combinada con la facilidad que tenía para realizar sus maniobras acrobáticas, hacían de Jordan algo sorprendente. Ningún rival podía con él.

Pero era más sorprendente ver como se  suspendía en el aire por unos instantes o al menos su gran habilidad lo hacía parecer así. Esa facultad o “don de cielo” como muchos le llamaban le valdría el sobrenombre de “Air Jordan”.

Una infancia no tan fácil tuvo Michael

Michael Jeffrey Jordan nació en el año de 1963 en Brooklyn, un barrio de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Sin embargo, su infancia transcurrió en Wilmington, Carolina del Norte, ya que su familia se trasladó ahí cuando Michael era pequeño. Jordan fue el cuarto de cinco hijos del matrimonio de James y Deloris Jordan, sus dos hermanos mayores Larry y James y dos hermanas,  Delores y Roslyn completaban la familia Jordan.

Su padre trabajaba como supervisor de la planta de General Electric, y su madre trabajaba en un banco. Su padre le enseñó a trabajar duro y a no sentirse tentado por la vida en la calle. Su madre le enseñó a coser, limpiar y lavar la ropa.

Tenía apenas trece años cuando el pequeño Jordan comenzaba a dar sus primeros pasos en el basquetbol. Su padre James le construyó una pequeña pista de baloncesto en el patio trasero de su casa. Poco a poco Michael comenzó a ser admirado por los vecinos debido a su gran habilidad con la pelota de baloncesto. Hacían barbacoas los fines de semana solo para verlo jugar.

Jordan amaba los deportes pero como estudiante de segundo año, a veces, luchó por ingresar al equipo de la escuela secundaria debido a su baja estatura. En cambio, se concentró en otros deportes, como el béisbol. Pero, como desarrollador tardío, creció a 6 pies 3 pulgadas y esto lo ayudó a dominar la cancha junior.

La NBA

Era casi imposible que ese gran talento pasara desapercibido en un país como Estados Unidos. Estamos hablando de la primera potencia incontestada en el segundo deporte más popular a nivel mundial después del fútbol.

Esa hegemonía procede de la óptima organización del baloncesto universitario y profesional. La Asociación Nacional de Baloncesto, conocida universalmente por las siglas NBA. Esta asociación tiene su origen en el año de 1949 y nace de la fusión de otras dos ligas profesionales que existían en esa época; la Asociación de Baloncesto Americana (BAA) y la Liga Nacional de Baloncesto (NBL).

La NBA se disputa en dos conferencias, este y oeste, las cuales se dividen en cuatro divisiones: la primera incluye Atlantic y Central y la segunda Midwest y Pacific. Cada uno de los equipos construye una franquicia que va ligada a una ciudad, sin embargo, la franquicia en algún momento puede cambiar de sede.

Para que la competición favorezca la igualdad de condiciones, la NBA introdujo el draft, un sistema mediante el cual los equipos peor clasificados de las distintas divisiones, tienen la oportunidad de ser los primeros en elegir a los jugadores más prometedores de la potente liga universitaria, la famosa NCAA.

El nivel alcanzado por los equipos profesionales estadounidenses, llegó a ser tan alto que la NBA superó por completo a otras ligas nacionales por un margen abrumador en muy poco tiempo.

[cp_popup display=”inline” style_id=”1708″ step_id = “1”][/cp_popup]

 

Universidad de Carolina del Norte

Al igual que otros jugadores profesionales de la NBA, Michael Jordan empezó su carrera en la liga universitaria. Transcurría el año de 1981 cuando Michael ingresó al equipo de la Universidad de Carolina del Norte, solamente tuvieron que pasar dos años para que Michael fuera elegido el mejor jugador de la temporada universitaria. Distinción que obtendría de nueva cuenta un año después en 1984.

Los Ángeles 1984

Ese mismo año cuando Michael Jordan ya era reconocido en Estados Unidos con el mote de “he can do it all” (el puede hacerlo todo), formó parte de una de las mejores selecciones norteamericanas de basquetbol.

Bobby Knight que en ese entonces era el entrenador de la Universidad de Indiana, dirigió al equipo estadounidense y llevó al equipo americano a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 tras derrotar a la selección española en la final.

En ese equipo americano destacaban nombres como el de Leon Wood, Sam Perkins, Wayman Tisdale, Patrick Ewing y por su puesto Michael Jordan. El equipo norteamericano arrasó con todos sus rivales y el talento de Jordan comenzó a destacar en todo el mundo.

Michael Jordan en los Chicago Bulls

1984 fue un año mágico y especial para Jordan, aparte de haber obtenido la presea dorada en los Juegos Olímpicos, Michael fue elegido en el draft de la NBA, lo cual daría inicio a su carrera en el baloncesto profesional con los Chicago Bulls, equipo en el que permanecería casi toda su carrera deportiva y con el que lograría ganar seis campeonatos de NBA (1991-1993 y 1996-1998)

Michael Jordan fue el máximo anotador en diez temporadas de liga y obtuvo un promedio de 32 puntos por partido, un récord absoluto en la NBA. También fue elegido como mejor jugador en los años de 1988, 1992, 1996 y 1998.

Matrimonio, divorcio, familia e hijos

En 1989 Michael Jordan contrajo matrimonio con Juanita Vanoy con quien procreo tres hijos: Jeffrey Michael, Marcus James y Jasmine. Posteriormente en el segundo matrimonio con Yvette Prieto, tuvo dos hijos más. Un total de 5 hijos.

Michael y Juanita se divorciaron en el año del 2006 debido a que según Michael la relación era insostenible. Actualmente la ex pareja lleva una relación amistosa. Dato curioso: según la revista Forbes, el divorcio de Michael fue el más largo de la historia costándole nada menos que 150 millones de dólares.

El “Dream Team”

Michael Jordan disputaría sus segundos Juegos Olímpicos en Barcelona 92. Esa fue la primera competencia olímpica que permitió que participaran jugadores profesionales debido a un cambio en la normativa de la competición.

La selección estadounidense presentó a un trabuco de equipo, la cual fue catalogada como el “Dream Team” y no era para menos.

El quipo olímpico contó con los mejores jugadores del momento, Magic Johnson, Larry Bird, Charles Barkley y Hakeem Olajuwon eran algunas de las figuras del cuadro norteamericano, además de Michael Jordan.

El “Dream Team” ganó la medalla de oro con una superioridad absoluta y aplastante. El equipo se convirtió en una de las máximas atracciones de la justa olímpica y era un deleite verlos jugar, era una atracción total ver a Michael y compañía sobre una cancha de baloncesto.

El primer retiro de su carrera

Michael Jordan tuvo que interrumpir su carrera en el año de 1993 debido al asesinato de su padre James Raymond Jordan, que tras un asalto fue asesinado a tiros en Carolina del Norte. Michael estaba tan afectado que hizo un parón de 2 años, sin embargo, en el año de 1995 regresaría a la NBA convirtiéndose de nueva cuenta en la estrella de los Bulls.

Michael Jordan en el mundo del béisbol

Jordan tuvo un paso muy breve por el mundo del béisbol, tras su retiro del baloncesto, Jordan firmó un contrato con los Chicago White Sox, equipo de béisbol de una liga mayor de la Liga Americana. Michael declaró que su decisión de jugar béisbol fue por una promesa que le había hecho a su padre recién fallecido.

Cabe recalcar que los Chicago White Sox eran propiedad del magnate Jerry Reinsdorf quién también era dueño de los Chicago Bulls, así que Reinsdorf siguió pagando el contrato baloncestístico  de Jordan durante los dos años que estuvo retirado de la NBA.

Su carrera de beisbolista no fue nada destacada y muy pronto decidió colgar el bate y regresar a lo que mejor sabía hacer, el basquetbol.

“He vuelto” – Michael otra vez en la NBA

El 18 de marzo de 1995, Michael Jordan anunció su vuelta a la NBA, además de una manera muy peculiar, con un boletín de prensa que tan solo contenía una frase “I’m back” (“He vuelto”). Noticia que destacó en el mundo deportivo a nivel mundial. El ídolo había regresado.

A su retorno a las canchas, la NBA no le permitió vestir la camiseta número 23 ya que había sido retirado de los Chicago Bulls en honor a Jordan. Esa primera temporada a Michael no le fue muy bien, tuvo que vestir el número 45 y en las finales fallaría en momentos claves, algo a lo que él no estaba acostumbrado.

La leyenda del 23

Michael era muy supersticioso y poco tiempo después solicitaría como un favor especial recuperar su amado número, esta petición le costaría una multa a la franquicia de los Bulls, ya que no se le avisó a la NBA por el cambio.

Los responsables del torneo le permitieron a Jordan portar de nuevo su mítico dorsal, sorprendentemente Michael recuperó su mejor versión de cara a una temporada que sería muy especial.

La segunda etapa de Michael Jordan con los Chicago Bulls fue tan brillante como la primera. Michael ganó tres nuevos campeonatos de la NBA (1996-1998) y su leyenda comenzó a escribirse. Era el jugador más famoso y era admirado por todo el mundo, tanto dentro como fuera de la cancha, en gran parte porque Jordan siempre fue una persona que destacaba por su sencillez y humildad.

Siempre agradecido

Michael Jordan tenía muchas manías y una de las más famosas era la de llevar debajo del uniforme de los Bulls, alguna prenda de la Universidad de Carolina del Norte, esta peculiar manía se debía a que Jordan le guardaba un cariño muy especial al equipo universitario. Michael siempre recordaba haber logrado sus primeros éxitos en esa institución.

Actuación en Space Jam

En el año de 1997 Michael Jordan lograría algo que ningún otro jugador profesional. Compartiría créditos con Bugs Bunny en la famosa adaptación animada “Space Jam” (el juego del siglo)

Película en dónde Jordan sería el protagonista junto al conejo más famoso de la televisión infantil. La película se convirtió en un éxito de taquilla y hasta el día de hoy es una cinta referente en el ámbito del baloncesto.

Las zapatillas Air Jordan

Ese mismo año Jordan se uniría con la empresa deportiva Nike para crear su propia marca de ropa. La marca llevaría su propio nombre y unos meses después, sacaría a la venta unas zapatillas especiales y personalizadas por el mismo Jordan llamadas Air Jordan XIII.

Producto que fue todo un éxito en el mercado y hasta el día de hoy sus precedentes siguen siendo de las más populares en el mundo.

En junio de 2010, Jordan fue clasificada por la revista Forbes como la celebridad número 20 más poderosa del mundo con $ 55 millones ganados entre junio de 2009 y junio de 2010. Según el artículo de Forbes, Jordan Brand genera $ 1 mil millones en ventas para Nike.

Washington Wizards

A principios del año de 1999 Michael Jordan anunció su retiro de las canchas. Su pasión por el baloncesto lo obligó a regresar a la máxima competición con los Washington Wizards, pero no como jugador sino como Presidente de operaciones. Michael amaba tanto el baloncesto que en el año del 2001 anunció su regreso a las NBA.

Aunque físicamente no era el mismo, sus números no fueron nada malos. Jordan promedió 22,9 puntos por partido, 5,2 asistencias, 5,7 rebotes y 1,42 robos de balón. Esa temporada Michael lideró a los jóvenes Wizards a un paso de disputar la postemporada a pesar de que contaban con un equipo bastante limitado.

Sin duda Michael Jordan fue un fenómeno mediático y eso se vio reflejado en los 41 partidos que disputó en el MCI Center. Todos los partidos que disputó en ese recinto fueron un lleno absoluto. De igual forma llenó todos los  pabellónes de la NBA durante los dos años que defendió la camiseta de los Wizards.

Retiro definitivo

Jordan se retiró definitivamente del basquetbol en el año del 2003 dejando un legado histórico e inigualable en la historia de la NBA.

Sin duda Michael ha sido el mejor jugador en la historia del baloncesto mundial y su nombre perdurará por siglos. Será difícil ver de nuevo a alguien como en lo que su momento fue Michael Jordan, la leyenda del basquetbol.

BIOGRAFÍAS RECOMENDADAS